El invierno requiere planifiación

Tomado de El Observador

Splits son la opción más barata y eficiente para calefaccionarse

Calentar un ambiente en invierno cuesta entre $ 400 y $ 1.649; la estufa a leña es la más ineficiente

Los primeros fríos de otoño que abren camino al próximo invierno hacen analizar y preparar la mejor calefacción para el hogar, con la mente puesta en un formato que reúna eficiencia y bajo costo. Para alcanzar ese objetivo, lo mejor sería olvidarse de la romántica estufa a leña abierta y apostar por los splits (aires acondicionados) o una estufa a leña de alto rendimiento, como las cerradas.

Como suele suceder en el último tiempo, la mejor opción recae en los splits, ese aparato rectangular que suele ubicarse en las paredes de las salas de estar o dormitorios. De acuerdo a la consultora especializada SEG Ingeniería, el split es la opción “más recomendable” junto a la estufa a leña de alto rendimiento. El split ofrece una eficiencia de entre 280% y 300%. Hoy tiene un costo con impuestos de $ 1,72 por cada mil kilocalorías

($ 1,6 en 2013) y su consumo mensual, si se enciende seis horas al día, llega a $ 400 (un 8% más alto que el año pasado). “Medimos la energía entregada”, explicó Marclo Calosso de SEG Ingeniería a El Observador. “Esa eficacia se mide entre la energía que consume y la energía que genera” el implemento para calefaccionar, añadió el experto. Por el sistema que utilizan los splits, logran generar más energía de la que absorben para funcionar.

Dentro de la variedad de un mercado “muy grande”, el costo de los splits no ha variado mucho respecto a otros años y hoy se encuentra desde unos US$ 280 en adelante. Para mantener un calor agradable y no disparar los costos, “en invierno se recomienda mantenerlo a 21 grados”, dijo Calosso. De colocar el aparato a mayor temperatura, en promedio el costo del consumo de electricidad aumentaría 5% por cada grado que se incrementa.

Los splits son “tres veces más baratos” que la estufa eléctrica. Ésta tiene una eficiencia energética de 100% pero genera el mayor costo al usuario. Por cada mil kilocalorías sale $ 7,1 y su consumo por mes alcanza los $ 1.649, un 7% más que en 2013. Calosso, igualmente, enfatiza la labor de la estufa eléctrica: “Toda la energía que la resistencia eléctrica gasta la convierte de forma eficiente”.

En este sentido será importante la tarifa que adopte un hogar en relación a la energía que necesita. Un panel eléctrico en tarifa residencial simple está en $ 6,7 por cada mil kilocalorías. “Pero si uno tuviera una contratación de doble horario residencial -que es la tarifa inteligente-, y el 20% del uso de ese panel es en horario caro, el costo sería de $ 4,5 por cada mil kilocalorías. La tarifa inteligente generalmente es la que más conviene por un tema de consumo, si ese consumo está por encima de los 2.500 kw”, comentó el experto.

SEG mide el rendimiento y costo para todo tipo de ambiente. Calosso recomienda además, para que el calor no se pierda en el invierno y la energía sea aprovechada al máximo, aplicar un cerramiento con burletes o aislantes en puertas y ventanas, las que en “lo posible” deberían tener vidrio doble.

En otros tipos de calefacción para hogar, la estufa a leña cerrada, de alto rendimiento, que llegaría a 75% de eficiencia, es otra de las opciones recomendables. Por estar tapadas estas estufas se va mucho menos calor y aire por la chimenea y por el ambiente. Algunas de estos aparatos vienen con un módulo para calentar agua lo que significaría un ahorro en el calefón.

“Muy deficiente”
En contrapartida, la estufa a leña abierta “es muy deficiente”. Podrá aducirse razones de paquetería y buen gusto, pero esta opción duele al bolsillo. “Hay que ser generoso para decir que la estufa a leña tenga un 30% de energía aprovechable. Hay gente que le saca más jugo y le coloca un sistema de circulación de agua para aprovecharla más, y ahí la eficiencia es mejor. Pero la estufa a leña abierta pierde mucho el calor por la chimenea”, explicó Calosso.
El kilo de leña cuesta en este momento $ 3,2. Lo más recomendable sería comprar leña ahora ante la costumbre de las leñerías de subir los precios en invierno. El costo por cada mil kilocalorías de la leña llega a casi $ 4.

La utilización de la leña sigue siendo la principal fuente de energía para calefaccionar elegida por los uruguayos. De acuerdo al último censo del Instituto Nacional de Estadística, de 2011, el 37% de los hogares del país utiliza la leña para la calefacción; el 25% usa el supergás y el 21% la electricidad. El 13% no calefacciona la casa.

En relación al gas, SEG Ingeniería asegura que su rendimiento dependerá del tipo de caldera que se implemente. Existen calderas de condensación que cuentan con 100% a 110% de eficiencia. “Prácticamente, devuelven la totalidad o poco más de la energía que consume porque aprovecha el calor latente que trae la parte del agua”, explicó Calosso. Luego, se encuentran las calderas convencionales, que tienen una eficiencia en torno al 90%. “No aprovechan ese calor latente que trae el gas, tiene otra metodología”, indicó.

SEG calcula que el gas natural, con impuestos, cuesta $ 3,9 por cada mil kilocalorías; en mayo del año pasado costaba $ 3,2. En julio de 2013 subió a $ 4,3 y se aguarda que vuelva a suceder en este invierno. En tanto, el kilo de supergás está a $ 27,05 y, pasado a energía, $ 3,4 por cada mil kilocalorías. La recarga de 13 kg cuesta $ 457.

Aumento de la leña y el gas natural
De acuerdo a un informe sobre canasta energética de SEG Ingeniería, en abril solo los precios de la leña y el gas natural registraron cambios, con un aumento de 1,91% en la leña y el gas natural, medido en base a las tarifas de MontevideoGas, de 0,78 puntos porcentuales. En el caso de la leña, resultó ser el mayor incremento en lo que va del año. “Se confirma la tendencia de aumento registrada en años anteriores, donde en abril y mayo los mayores incrementos de precio de la leña en el año”, asegura el reporte. Según el Instituto Nacional de Estadística (INE), el precio de la leña se expandió 5% en promedio en los últimos 12 meses. En tanto, el Índice de Precios de los Energéticos Residenciales de SEG aumentó 8,3% en los últimos 12 meses a abril. Por otro lado, la canasta media de energía residencial, en base a datos de la Dirección Nacional de Energía y el INE, arrojó que el valor en abril se encontraba en $ 2.009, frente a los $ 1.835 de igual mes de 2013.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: